El entrenamiento en habilidades sociales es una experiencia de aprendizaje de nuevas
competencias o fortalecimiento de conductas existentes, a las cuales se comprometen las personas con intención de cambio, para ampliar su repertorio conductual, transformar sus estilos de interacción social y optimizar sus propios recursos.
En el entrenamiento de habilidades sociales se instruyen, modelan, refuerzan, ensayan y generalizan conductas alternativas ante las demandas de la vida laboral-profesional y personal.



- Proteger del estrés laboral asistencial (Burn-Out).

- Negociar y mediar conflictos de carácter interpersonal.
- Aumentar la eficacia de las comunicaciones interpersonales.

- Estimular interacciones sociales más Asertivas y empáticas.

- Mejorar la satisfacción personal en la interacción con otros.